Aurora Roja- Desde abajo y a la izquierda

La prensa obrera tiene por misión sagrada, contribuir a la ilustración y difundir la cultura en las costumbres de los pueblos. Un periódico que llegue a las manos de un hijo del trabajo, debe ser un libro en el cual encuentre la savia vivificante para fortalecer el espíritu, cuando abatido por las luchas de la vida, se siente adormecer. Debe llevar en sus caracteres, palabras de enseñanza y de ejemplo, en estilo claro y correcto, que revele la buena intención de la pluma que los traza. Debe rebatir las ideas del adversario o del amigo, cuando no las crea buenas, con cultura, moderación y altura de miras; procurando convencer al que se crea que marcha extraviado con buenas razones y con argumentos que se basen en la lógica y en un criterio sano y despejado.

Podemos errar en nuestras apreciaciones doctrinarias, porque no tenemos la pretensión de ser infalibles cuando estudiamos cuál será el mejor medio para llegar más luego a la realización de ideales que hemos abrazado con fe y entusiasmo”.

Luis Emilio Recabarren, El deber de la Prensa Obrera, 07 de abril de 1901

Aurora Roja es una publicación semanal, que analiza críticamente nuestra realidad, aportando elementos intelectuales y políticos que le permitan al lector formarse un juicio sobre lo que sucede día a día.

No pretendemos entregar una información “neutra”. Desde nuestra trinchera de una izquierda transformadora, queremos analizar críticamente nuestra sociedad, pero también proponer líneas de acción sobre determinados temas.

Los medios de masas actualmente están en manos de la oligarquía económica y política, manipulando a su antojo al pueblo. Pero nuestra ambición es grande: combatir desde este humilde espacio las reflexiones hegemónicas e incentivar la reflexión y escritura de aquellas mujeres y hombres, trabajadoras/es, pobladoras/es y estudiantes, que se reconocen como espíritus revolucionarios que forman parte del pueblo oprimido y explotado.

Desde abajo y a la izquierda

Equipo Editorial Aurora Roja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *