Aurora Roja N°53: Resumen Semanal

TORTUOSO NACIMIENTO DE UNA REFORMA EDUCACIONAL SIN FUTURO

Estos días nuevamente fuimos testigos de un circo institucional. El Proyecto de Ley sobre Reforma a la Educación Superior fue elaborado entre cuatro paredes, sin tomar en consideración a los interlocutores del movimiento social, como organizaciones de estudiantes secundarios, universitarios, profesores/as y trabajadores/as de la educación. Esto significó un proyecto que mantiene los pilares del sistema educacional universitario en Chile: (i) no fortalece la educación pública; (ii) mantiene el endeudamiento de familias, negando la gratuidad universal y condonación de deudas; (iii) no democratiza las instituciones de educación superior; (iv) no incluye políticas que avancen en una educación no sexista; (v) no establece exigencias suficientes para que todas las Universidades sean de calidad; (vi) no se hace cargo de las exigencias de mejora de las condiciones laborales de los trabajadores de la Educación Superior, incluyendo la demanda por el fin al subcontrato.

Es un proyecto de ley que no convence a nadie, ni siquiera al propio Gobierno. En la votación de la Comisión de Educación se rechazó el proyecto, sin embargo, en menos de una semana se aprueba su tramitación. Aquellas/os que votaron en contra en primera instancia, como las diputadas del Partido Comunista y del Frente Amplio, ahora cambiarían de opinión. La excusa: el reemplazo del CAE por un crédito estatal, eliminando a la banca privada como intermediaria. Ese mismo proyecto ya había sido presentado por Diputados de la Nueva Mayoría, por lo tanto, no significa ningún cambio sustancial respecto a lo que ya se venía tramitando.

Nuevamente, las dirigencias del movimiento estudiantil anuncian la tesis de la “incidencia radical” en el Parlamento, pero sin fuerza real. La parlamentarización del conflicto ha demostrado fracasar en todas las últimas reformas que sólo han beneficiado al empresariado: tributaria, laboral y educacional. Reformar un proyecto de ley vía “indicaciones”, cuando desde su estructura es antagónica a las demandas levantadas por el movimiento estudiantil es absurdo. Además, creer que parlamentarios financiados por Penta, SQM y cuanta empresa nacional y transnacional, van a votar conforme a lo que sostenga el movimiento estudiantil, es pecar de ingenuidad.

Es cierto que la única lucha que se pierde es la que se abandona, pero hay que saber escoger el terreno donde se da la lucha. La parlamentarización del conflicto y la tesis de “incidencia desde adentro” como lo hizo Revolución Democrática teniendo asesores directos del Ministro de Educación – y que hoy se hacen los desentendidos respecto al fracaso de las políticas educacionales de este Gobierno que ellos mismos impulsaron – han fracasado. No sólo históricamente, sino que en este mismo Gobierno. Hoy es momento que el Movimiento Estudiantil politice a sus estudiantes de base, retome las banderas de lucha programáticas de una educación pública, gratuita, sin lucro y de calidad, que se articule con otros sectores en lucha, principalmente, con los movimientos feministas y de trabajadores/as, y no cometa los mismos errores aceptando las migajas que entregan los poderosos para contener nuestra lucha.

LOS TAMBORES DE GUERRA SIGUEN SONANDO

En la edición anterior de Aurora Roja ya anunciábamos la intensificación de los conflictos bélicos a nivel mundial. En la última semana esto se expresó a través del estreno de la “madre de todas las bombas” lanzada por Estados Unidos en Afganistán; el aumento de la tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos; y un millar de presos políticos palestinos entran en huelga de hambre exigiendo su liberación.

El jueves pasado Estados Unidos lanzó a Afganistán la GBU-43/B MOAB, conocida como la “madre de todas las bombas”. Esta bomba pesa 10 toneladas y su ola expansiva afecta 1.6 km a la redonda, siendo la de mayor impacto luego de las bombas nucleares. Supuestamente, su objetivo era eliminar a terroristas del Estado Islámico que se encontrarían en cavernas de la zona montañosa donde lanzaron la bomba. Sin embargo, pareciera que se trató simplemente de un ensayo militar para demostrar el poderío de la bomba y dar señales de alarma a Siria y Corea del Norte, países con los cuales se mantiene tensionado el ambiente.

La tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos continúa, sumándose también China, quien puso fin temporalmente a los vuelos hacia Corea del Norte y el corte de importaciones de algunos productos provenientes de dicho país. En cuanto a Estados Unidos, sus voceros anunciaron el fin de la “paciencia estratégica” y a que “el problema de Corea del Norte será atendido”. Esta grandilocuencia sumada al movimiento del portaviones la semana pasada (aunque ahora se dice que se habría movido en dirección contraria para realizar ejercicios militares en conjunto a Australia), representa posibilidades ciertas de una guerra intercontinental que puede provocar un desastre para todo el mundo en virtud de la capacidad nuclear de ambos países. El miedo a que alguien apriete el botón, no desaparece y vuelve a estar más vigente que nunca.

En cuanto a Palestina, cientos de presos palestinos en las cárceles israelíes han iniciado una huelga de hambre, esperándose que en días sucesivos aumente la cifra de huelguistas y se convierta en una de las mayores protestas de los últimos años. En este territorio la Guerra está instalada hace más de 50 años, mientras las potencias occidentales, auto-denominadas defensoras de los Derechos Humanos, no sólo mantienen su indiferencia respecto al tema, sino que siguen financiado a Israel para que continúe con la ocupación de Territorio Palestino y con las violaciones a los derechos humanos de dicho pueblo.

TURQUÍA: EL SULTANATO DE ERDOGAN SE AFIANZA

Este domingo se realizó un referéndum en Turquía para aprobar o rechazar una serie de reformas constitucionales que aumentaban el poder del Presidente Recep Erdogan. Este referéndum modifica el régimen parlamentario existente, eliminando la figura del Primer Ministro y entregando todo el Poder Ejecutivo al Presidente, cuestión que comenzará a regir a partir del año 2019. Se establece la posibilidad de reelección por periodos consecutivos de 10 años, pero en caso de llamado anticipado de elecciones se podría extender a un tercer periodo.

La oposición liderada por el partido socialdemócrata (CHP) y el partido de izquierdas pro-kurdo (HDP), han acusado de fraude electoral, pues Erdogan se ha impuesto con un estrecho margen (51,4% contra 48,6%) con diversas irregularidades constatadas también por organismos observadores internacionales.

Este referéndum viene a sellar la arremetida de Erdogan en contra de la oposición luego del intento de Golpe de Estado que, por el carácter de la contraofensiva, pareciera haber sido auto-golpe para maximizar su fuerza que se veía amenazada por una debilidad en el parlamento turco y así asumir las funciones propias en un Estado de Excepción, realizando purgas en el Poder Judicial, medios de comunicación y centros académicos del país. En materia internacional, esta medida significa un alejamiento de la Unión Europea – aunque esta no puede prescindir de Turquía aún porque es el país donde dejan a los refugiados de la crisis del Medio Oriente – y podría representar una amenaza a Siria, pues queda con mayor libertad para seguir interviniendo en impunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *