Aurora Roja N°57: Resumen Semanal

OFENSIVA DEL GOBIERNO VENEZOLANO: ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE

Cuando el imperialismo de la mano de la derecha venezolana intensificaba las movilizaciones y desestabilización del Gobierno Venezolano, Nicolás Maduro anuncia este 1 de mayo una osada jugada consistente en la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituye, como vía para salir de la crisis existente.

La Constitución Venezolana actual, aprobada en 1999, establece que el poder constituyente originario recae en el pueblo venezolano. En ejercicio de dicho poder, puede convocar a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución (art. 347).

Esta ANC no tendrá por objeto redactar una nueva Constitución, sino que se centrará en la transformación del Estado y del ordenamiento jurídico, manteniendo la Constitución actual. Conforme a la normativa, esta ANC coexiste con los demás poderes, incluyendo el legislativo.

Esta jugada permite que el Gobierno tome la ofensiva, que había sido liderada por la oposición. Esto se suma a los anuncios del Papa incentivando al diálogo, mientras que la oposición se niega tajantemente. La ANC abre un escenario que estará en disputa: existe la posibilidad de radicalizar el proceso bolivariano, mediante el fortalecimiento de los órganos del Poder Comunal, o bien, ceder ante los intereses de la derecha apoyada por el imperialismo.

La salida a esta crisis está en manos del pueblo venezolano y sus órganos de poder popular, quienes elegirán a las y los 500 representantes territoriales y sectoriales que conformarán la Asamblea Nacional Constituyente.

DÍA DEL INTERNACIONAL DEL TRABAJADOR: MARCHA CLASISTA VS. MARCHA OFICIALISTA

Este 1 de mayo fue escenario de la disputa existente en el mundo sindical. Por un lado, se encuentra el sindicalismo burocrático encabezado por las dirigencias de la CUT y los partidos de Gobierno, que ha sido servil a las políticas del empresariado y ha demostrado una crisis de representatividad que se ha expresado en la retirada de grandes sindicatos como la Confederación de Trabajadores del Cobre y el Colegio de Profesores, en el fraude de las últimas elecciones y su reducción de padrón a menos de 200.000 trabajadores/as.

Por otro lado, asoma un sindicalismo clasista y combativo, que se muestra crítico al rol de la CUT y que ha sido encabezado por sectores sindicales como el Comité de Iniciativa por la Unidad Sindical (CIUS), que convocó a la marcha clasista en Santiago. En este sector también encontramos a grandes sectores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores/as No+AFP, donde participan gremios como la CONFUSAM, Movimiento Cabreados de la ANEF y varios sindicatos de base. Este incipiente pero potencial nuevo movimiento sindical, debe ir avanzando en sus grados de unidad y lucha común, con perspectiva clasista y anticapitalista. Para estos será fundamental comenzar a convocar al Encuentro Nacional de Trabajadores/as Clasistas, que podría marcar un primer hito de articulación de las y los trabajadores clasistas del país.

Estas posiciones al interior de la clase obrera se manifestaron en distintas ciudades, como Santiago y Gran Concepción a través de dos marchas. En el caso de Santiago, las demandas del sector clasista fueron invisibilizadas y su movilización fue criminalizada por los medios de prensa como reprimida por las fuerzas policiales, mientras que la marcha de la CUT gozó de amplia cobertura por parte de la prensa. Esto demuestra lo que conviene a la clase dominante: ensalzar a una CUT en crisis, que ha sido útil para implementar sus políticas económicas y laborales que han precarizado la vida de millones de trabajadoras y trabajadores que viven en nuestro país.

LA DEMOCRACIA CRISTIANA DIRECTO AL FRACASO

El Consejo Nacional de la Democracia Cristiana decidió que la candidatura presidencial de Carolina Goic compitiera directamente en primera vuelta, sin pasar por primarias. Esta decisión fue aprobada por amplia mayoría, alcanzando el 62% de los votos, aun cuando fue resistida por sectores encabezados por Víctor Torres (quien encabezó lista opositora de Goic), Yasna Provoste y Jorge Pizarro.

En la encuesta Adimark de abril, la senadora Goic sólo marca un 2%. Desde distintas voces de la DC han sostenido que de no superar los dos dígitos en agosto, esta candidatura no tendría ninguna posibilidad y sería peor que la campaña del 2009: el fantasma del fracaso de Orrego vuelve a amenazar a la Democracia Cristiana.

A pesar de las amenazas previas de los partidos que apoyan al Senador Guillier, luego de la decisión de la DC, han morigerado sus dichos y ya comienzan a abrirse a las posibilidades de un pacto parlamentario para las elecciones generales de noviembre. Esto es una muestra más de la crisis que atraviesa el bloque dominante y los partidos de la Concertación, que luego de 27 años, competirán en primera vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *