Experiencia de la primera escuela de formación sindical de la FENATS

Sería en verdad una actitud ingenua esperar que las clases dominantes

desarrollasen una forma de educación que permitiese a las clases

dominadas percibir las injusticias sociales en forma crítica”

Paulo Freire.

Por Escuela Sindical UDEC y Fundación EPES

Ante la necesidad de generar procesos de formación educativa para trabajadores y trabajadoras, que permitan conocer, analizar y transformar de forma colectiva la realidad, la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (FENATS) del Hospital Regional Dr. Guillermo Grant Benavente en conjunto con la Escuela Sindical Universidad de Concepción y Fundación EPES Concepción deciden llevar a cabo la Primera Escuela de Formación Sindical, la cual comenzó en Junio de 2017 terminando el 16 de Agosto del presente año. La escuela tuvo por objetivo facilitar espacios de análisis colectivos con respecto a historia de los/las trabajadores/as del sector público, a su vez las problemáticas que posee el sistema de salud en nuestro país y con ello propuestas de trabajo que permitan generar cambios.

Durante el tiempo que duró este proceso formativo los trabajadores y trabajadoras afiliados/as a FENATS participantes de la Escuela trabajaron diversas temáticas, tales como: historia de los/as trabajadores de la salud pública, funcionamiento del Estado y poder, participación comunitaria, formas de comunicar y métodos de organización eficientes y con capacidad de lucha. En tanto la metodología utilizada era basada en los principios de educación popular, el cual permitió romper con el esquema clásico educativo, es decir, una “educación bancaria”. La metodología de trabajo permitió que los espacios de construcción de conocimiento fuesen colectivos y democráticos, donde los participantes encuentro tras encuentro tomaron un rol protagónico, entendiendo que era un momento importante para reflexionar sobre su quehacer, no tan sólo en su espacio laboral, sino su participación como agentes de cambios de las problemáticas que afectan a nuestro sistema de salud y las consecuencias en nuestros pares. Asumiendo así que “Todo acto educativo es un acto político” (Paulo Freire).

Una de las grandes síntesis que se obtuvieron de la Escuela de Formación Sindical fue la importancia del rearme de la participación multisectorial para revertir la crisis en salud, es decir, unificar a trabajadores/as del sector público y privado, estudiantes, pobladores, entre otros/as, trabajar en propuestas que permitan generar cambios, las cuales sean trabajadas en espacios tales como, mesas de salud, en establecimientos educativos, en barrios, lugares de trabajos, etc. Desde ahí realizar un diagnóstico que permita levantar las demandas sentidas por el pueblo y difundirlas a través de diversos canales: manifestaciones públicas, jornadas informativas y educativas, conversatorios. Todo lo mencionado genere un movimiento nacional o fortalecer el ya existe denominado Movimiento Salud para Todxs.

Si bien este proceso educativo fue una instancia preliminar, permitió que los trabajadores y trabajadoras reconocieran que la organización es una instancia importante que permite construir propuesta colectivas de cambios, que afecte de forma positiva a un nuevo trato de atención dentro de un lugar de atención, que de forma individual no se tendrán cambios significativos y es necesario mantener frecuente instancias de reflexión grupal que permita educar y confluir en propuestas propuesta que apunten a un bienestar en común

Con esta humilde iniciativa instamos a nuestros/as pares que recuperen sus espacios históricos de educación, esos que propició Luis Emilio Recabarren en conjunto con los trabajadores del salitre en el norte de nuestro país, esos que permitieron acumulación de fuerza forjando una democrática, participativa y honesta Central Unitaria de Trabajadores liderada por Clotario Blest, esas instancias propias de la clase trabajadora que apunta de balazos y torturas nos quitó el sistema neoliberal en donde sus seguidores (gobiernos post dictadura cívico militar) siguen bloqueando para que así no se piense, no se organice, ni se transforme la relación de poder y explotación, en tanto ellos y ellas sigan manteniendo su bienestar en sus condiciones de vida acosta de nuestras vidas, porque aun reprimen y matan a quien ose no acatar.

Soy un incansable predicador de la unidad de la clase trabajadora chilena, porque cuando la clase trabajadora chilena está unida, es invencible. Nadie puede se atreve contra ella.”

Clotario Blest Riffo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *